Comunidad Astalaweb

Menú Astalaweb | Portada | Favoritos | Pág. Inicio | Recomendar | Contactar | Superación Personal
Enviar chistes | Buscar chiste | Webs de autor
60 usuarios conectados   1931 chistes + 900 fotos + 2816 Especiales + 271 vídeo-diapositivas + 283 vídeos de humoristas

Menú

Página principal
Menú Astalaweb
Buscar chistes
Enviar chistes


 

Categorías

Amigos
Ancianos
Animales
Aviones
Borrachos
Campesinos
Caníbales
Caperucita Roja
Circos
Colmos
Cómo se dice
Deportes
Estadisticos
Homosexuales
Informática
Jaimito
Ladrones
Leperos
Locos
Mamá, mamá
Militares
Parejas
Política
Religiosos
Profesiones
Abogados
Camareros
Dentistas
Médicos
Internacionales
Argentinos
Regionales
Bilbaínos
Catalanes
Gallegos
Otros
Adivinanzas
Colmos
Cómo se dice...
Mamá, mamá...
Números locos.
Especiales
Leyes de Murphy
Frases del Dr. House
Frases Chuck Norris
Respuestas examen
Diccionario de burradas
Fábulas Esopo
Piropos no románticos
Piropos románticos
Vídeos
Vídeos de humor / 2 / 3
Vídeos de humor 4 / 5
Gomaespuma / Cruz y Raya
Vídeos de Martes y 13
Vídeos de Little Britain

Fábulas de Esopo 4-6





04 - El águila y la zorra.


Un águila y una zorra que eran muy amigas decidieron
vivir juntas con la idea de que eso afianzaría su amistad.

El águila escogió un árbol muy elevado para poner allí sus huevos, mientras que la zorra soltó a sus hijos bajo unas zarzas sobre la tierra al pie del mismo árbol.

Un día que la zorra salió a buscar su comida, el águila, que estaba hambrienta cayó sobre las zarzas, se llevó a los zorruelos, y entonces ella y sus crías se regocijaron con un banquete.

Regresó la zorra y más le dolió el no poder vengarse, que saber de la muerte de sus pequeños; ¿Cómo podría ella, siendo un animal terrestre, sin poder volar, perseguir a uno que vuela? Tuvo que conformarse con el usual consuelo de los débiles e impotentes: maldecir desde lo lejos a su enemigo.

Mas no pasó mucho tiempo para que el águila recibiera el pago de su traición contra la amistad. Se encontraban en el campo unos pastores sacrificando una cabra; cayó el águila sobre ella y se llevó una víscera que aún conservaba fuego, colocándola en su nido.

Vino un fuerte viento y transmitió el fuego a las pajas, ardiendo también sus pequeños aguiluchos, que por pequeños
aún no sabían volar, los cuales se vinieron al suelo.
Corrió entonces la zorra, y tranquilamente devoró a todos los aguiluchos ante los ojos de su enemiga.



Nunca traiciones la amistad sincera, pues si lo hicieras, tarde o temprano del cielo llegará el castigo.

 


05 - El águila y la flecha.



Estaba asentada un águila en el pico de un peñasco esperando por la llegada de las liebres.

Mas la vio un cazador, y lanzándole una flecha le atravesó su cuerpo.
Viendo el águila entonces que la flecha estaba construida con plumas de su propia especie exclamó:

-¡Qué tristeza, terminar mis días por causa
de las plumas de mi especie!



Más profundo es nuestro dolor cuando nos vencen con nuestras propias armas.
 


06 - El águila y los gallos.


Dos gallos reñían por la preferencia de las gallinas;
y al fin uno puso en fuga al otro.

Resignadamente se retiró el vencido a un matorral,
ocultándose allí. En cambio el vencedor orgulloso se subió a una tapia alta dándose a cantar con gran estruendo.

Mas no tardó un águila en caerle y raptarlo. Desde entonces el gallo que había perdido la riña se quedó con todo el gallinero.



A quien hace alarde de sus propios éxitos, no tarda en aparecerle quien se los arrebate.

Menú   Páginas: 1 - 2 - 3